Fuente: El Colombiano 26/12/2017

Medellín viajará en bicicleta eléctrica

  • En Medellín, donde hay pendientes difíciles de subir, es cada vez más popular el uso de bicicletas eléctricas, con precios entre los 2,5 millones de pesos y los 6 millones. FOTO Esteban Vanegas

    En Medellín, donde hay pendientes difíciles de subir, es cada vez más popular el uso de bicicletas eléctricas, con precios entre los 2,5 millones de pesos y los 6 millones. FOTO ESTEBAN VANEGAS

 

Un modelo que busca impulsar el futuro de la movilidad en bicicletas eléctricas en Medellín y sus empresas, y que podría extenderse a otras ciudades comprometidas con la sostenibilidad, es la estrategia que promueve Tronex, la única compañía productora de pilas de Latinoamérica, fundada luego de la Segunda Guerra Mundial, que se mantiene en operación.

“Esta es una idea orientada a la movilidad eléctrica con recarga de energía solar para bicicletas. Es un modelo integrador de movilidad sostenible público-privado compartido”, explicó Jaime Andrés Moreno Betancur, gerente de Tronex Industrial, quien añadió que las inversiones superan los tres mil millones de pesos.

Según el empresario, la intención es romper paradigmas y generar una cultura de buenos hábitos en la forma en la que los ciudadanos de la capital antioqueña se desplazan.

“Buscamos que las personas identifiquen que la bicicleta puede ser un medio de transporte, que no solo se usa para el deporte. Viajando en bicicleta podemos reducir los tiempos, vivir en una ciudad competitiva con vías descongestionadas y bajas emisiones al medio ambiente, aportando una mayor calidad del aire”, enfatizó.

El origen

Esta idea de movilidad sostenible surgió luego de observar los hábitos de Orlando Ibarra, quién lleva más de 30 años trabajando en mensajería en la empresa.

A él se sumaron otros 25 empleados de Tronex para quienes se establecieron condiciones y espacios que les facilitan guardar y recargar las baterías de las bicicletas eléctricas para transportarse. El esquema ha tenido una serie de reconocimientos por ser un modelo abierto, al que ya se han integrado otras cuatro compañías, como Sura.

La meta es desarrollar puntos de parqueo y recarga de energía gratuita en lugares estratégicos de la ciudad, como en la futura ampliación de la estación El Poblado del metro.

“La red de estaciones y parqueos estará ubicada en lugares que permitan integrarse con el sistema de transporte público, con los centros comerciales, y las empresas, en donde cada ciudadano podrá recoger o dejar la bicicleta para que pueda recargarse”, comentó el empresario.

Otras iniciativas

Mientras la empresa paisa trabaja para posicionar su proyecto de innovación en movilidad, en la Universidad Nacional estudiantes de Diseño Industrial perfeccionan las “biciestaciones para paradas cortas”.

El estudiante Miguel Urrego, citado por la agencia de noticias de la Universidad, explicó que la idea es que las biciestaciones estén ubicadas cada cuatro kilómetros, aunque el rango dependerá de la tipología que tenga cada ciclorruta, de manera que se tenga el espacio suficiente para una isla de parqueo de 70 por 120 centímetros, con capacidad de extenderse hasta los 280 para instalar hasta tres módulos.

“La estructura está conformada por una plataforma de acero inoxidable de 70 centímetros de ancho y 2,30 metros de alto, en la que el usuario se sostendrá con el pie, y si desea tomar agua encontrará un bebedero con pulsador. La parte superior frontal será informativa”, añadió.

Las biciestaciones, pensadas para bicicletas convencionales, podrían complementar la red de 162 puntos que espera consolidar Tronex en un plazo de unos cinco años.

“El gran reto es masificar nuestra idea, pero sabemos que la bicicleta eléctrica es un vehículo costoso. Arrancaremos en algunas zonas y llegar a sectores vulnerables en los que el transporte público impacta mucho las finanzas familiares”, manifestó Moreno.

Coincidencialmente, ambas ideas apuntan a reducir la congestión vehicular de las ciudades y las emisiones de gases contaminantes y, además, ofrecen la posibilidad de establecer un modelo sostenible de transporte saludable para quienes lo usen.

Vea la noticia original aquí